La importancia de los costes

Nuestro perfil de Instagram es el reflejo gráfico de todo lo que ocurre en nuestra web, y también de los muchos temas que aquí tratamos.

Hoy hablaremos del escandallo de costes, de su importancia para el mundo empresarial y sobre todo, de cómo sacarle el máximo partido posible.



¿Qué es el escandallo de costes?




El escandallo es una representación mediante documento escrito de la evaluación que se realiza acerca de los costes que tiene la producción de cierto elemento del mercado (puede ser un ordenador, un plato de comida, una prenda de vestir...).


Es muy útil para cualquier profesional, puesto que es un recurso muy sencillo gracias al cual podemos obtener grandes datos de nuestro producto, como es el coste de su producción.


Gracias a esto, podremos evaluar asimismo cuál será el precio de venta al público, de forma que obtengamos un margen rentable para la empresa.


En su cálculo se contemplan todas las partidas que intervienen en la creación: la materia prima, el tiempo de elaboración, los costes de servicios que intervienen...



Vamos paso a paso


En primer lugar, debemos calcular el coste de cada una de las materias primas que necesitamos para la elaboración de ese producto.


Por ejemplo, si realizamos un escandallo de un plato de comida como puede ser una ensalada, tendremos que anotar todos aquellos productos que necesitamos (lechuga, tomate, atún, huevo...), las cantidades de cada uno de ellos para la elaboración de una unidad de ensalada, y finalmente, el coste de estos productos.


En segundo lugar, debemos calcular cuáles son los costes de la mano de obra que interviene en esa elaboración.

El cocinero ¿cuánto tiempo emplea en esa ensalada?

Habrá por tanto que sacar el coste por ese tiempo en base a su salario.


En tercer lugar, no debemos olvidarnos de aspectos tan importantes como los servicios. ¿Necesitamos agua, gas, electricidad...para esa elaboración?

En caso afirmativo, tendremos que calcular igualmente el coste que conlleva ese plato de ensalada.


Una vez obtengamos la cifra de estas partidas, debemos además calcular los costes indirectos.

Como pueden ser muchos y bastante variados, se estipula que un 12% será suficiente para poder cubrirlos.


Finalmente, sumando ambas cantidades (total de materias primas + total de mano de obra + total servicios + 12% costes indirectos) tendremos el coste final de nuestro producto.





En base a esa cifra, podremos estipular un precio de venta adecuado al ritmo de negocio y el beneficio que necesitamos para poder mantener la empresa y obtener ese margen deseado.


Como buenos amigos que somos, te hemos preparado una plantilla muy sencilla a través de la cual podrás hacer un escandallo de una forma fácil, cómoda e intuitiva.

Solo tienes que registrarte en nuestra plataforma y ¡voilà!


Podrás encontrarla en nuestra página de inicio :)



Entradas Recientes

Ver todo